Blog

"Cuidadito con los Ojos"

“Que bonitos ojos tienes debajo de esas dos cejas” dice La Malagueña que se une a miles de odas y poemas que encuentran su inspiración en los luceros del rostro. Pero, ¿Sabías que su belleza es también la más vulnerable? Debido a su constante movimiento, la piel alrededor de los ojos es la capa más delgada que existe en nuestro cuerpo y por tanto es también la más sensible y propensa a la pérdida de elasticidad, así como a la aparición de arrugas o líneas de expresión desde temprana edad.

Cuidados Básicos:

No importa si tu objetivo es tratar las arrugas existentes o prevenir su aparición, estos simples pasos promoverán cambios positivos en la apariencia de tus ojos y tu rostro en general

  1. No te restriegues los ojos. No importa si te estás desmaquillando, o si es tu estilo personal de ponerte la crema o si te picó un mosquito, ¡No, no, no! Restregarse los ojos es un atajo seguro para la aparición de las arrugas.

 

  1. La limpieza es básica. Jamás de los jamases te vayas a la cama sin haberte lavado la cara con una crema y/o espuma limpiadora. Si utilizas maquillaje es muy importante seleccionar un producto que lo disuelva fácilmente sin necesidad de ejercer fuerza en el área.

 

  1. Aplica tratamientos especializados al menos una o dos veces por semana, como esencias, serums o parches, los cuales se aplican generalmente después del tónico y antes de tu crema humectante de uso diario. Su finalidad es revitalizar el tejido del contorno de los ojos, retener la humectación y el colágeno natural. Entérate aquí sobre nuestros famosos parches de Oro y EGF.

 

  1. Selecciona una crema exclusiva para el contorno de ojos y aplica dos veces al día antes o después de tu humectante, mediante suaves toquecitos con tu dedo anular en: a) área debajo de los ojos, b) parte exterior de la ceja y c) desde el arco de la ceja hasta el pliegue del ojo. Recuerda que los humectantes para el rostro pueden contener componentes demasiado agresivos para esa zona tan sensible. Nuestra crema ´Lifting´ te encantará.

 

  1. Haz mejoras en tu estilo de vida. No es ningún secreto que la cantidad de agua que bebes, las horas de sueño, la buena alimentación y el ejercicio moderado se reflejan en la salud de tu piel. Aunque no hay fórmulas mágicas, sobre todo si padeces de ojeras y bolsas hereditarias, un ajuste positivo en tu ritmo de vida reflejará mejoras en tu semblante.

 

Independientemente de la edad o el sexo, el cuidado del contorno de los ojos es uno de los pasos básicos de todo ritual de belleza. No cometas el mismo error que muchos de nosotros de hacer oídos sordos a las tantas advertencias que nos decían que un buen día justo después del cumpleaños número 30, nos levantaríamos, nos veríamos al espejo y ¡bum! de la noche a la mañana allí estarían todas: las arrugas, las bolsas, las ojeras; todas de un solo; todas burlándose de nuestros años de pereza y falta de atención.

“Más Allá de la Vanidad”

Descubre los cuidados básicos para resaltar la belleza de tus ojos.

Horario

© Roo 2021